Canto de Oseas


C                            G
Conozco tu conducta y tu constante esfuerzo
      F
has sufrido por mi causa
      G
sin sucumbir al cansancio.
     C                         G
Pero tengo contra ti que has dejado enfriar
      Am   G
tu primer amor.
 
    C          G             Am
POR ESO YO, LA VOY A SEDUCIR LA LLEVARÉ
     Em                      F
AL DESIERTO Y ALLÍ, LE HABLARÉ A SU CORAZÓN
  C
Y ELLA ME RESPONDERÁ COMO EN LOS DÍAS
   G
DE SU JUVENTUD. (bis)
 
Ya no te llamarán jamás abandonada
ni a tu tierra le dirán ya más la desolada
pues tu Dios se complacerá en ti
y tu tierra será desposada.
 
Y como un joven se casa con doncella,
se casará contigo tu Hacedor
como un joven contento con su novia,
se gozará por ti tu Dios.
 
POR ESO YO, LA VOY A SEDUCIR LA LLEVARÉ
AL DESIERTO Y ALLÍ, LE HABLARÉ A SU CORAZÓN
Y ELLA ME RESPONDERÁ COMO EN LOS DÍAS
DE SU JUVENTUD. (bis)
 
Yo te desposaré conmigo para siempre,
te desposaré en fidelidad,
en amor, en compasión
y tú conocerás a tu Dios.
 
Ensancha el espacio de tu tienda,
tus clavijas asegura, no te detengas,
pues tus hijos heredarán naciones
y un pueblo de Dios formarán.
 
POR ESO YO, TE VOY A SEDUCIR TE LLEVARÉ
AL DESIERTO Y ALLÍ, LE HABLARÉ A TU CORAZÓN
Y TÚ ME RESPONDERÁS COMO EN LOS DÍAS
DE TU JUVENTUD. (bis)
Conozco tu conducta y tu constante esfuerzo
has sufrido por mi causa
sin sucumbir al cansancio.
Pero tengo contra ti que has dejado enfriar
tu primer amor.
 
Por eso yo, la voy a seducir la llevaré
Al desierto y allí, le hablaré a su corazón
Y ella me responderá como en los días
De su juventud. (bis)
 
Ya no te llamarán jamás abandonada
ni a tu tierra le dirán ya más la desolada
pues tu Dios se complacerá en ti
y tu tierra será desposada.
 
Y como un joven se casa con doncella,
se casará contigo tu Hacedor
como un joven contento con su novia,
se gozará por ti tu Dios.
 
Por eso yo, la voy a seducir la llevaré
Al desierto y allí, le hablaré a su corazón
Y ella me responderá como en los días
de su juventud. (bis)
 
Yo te desposaré conmigo para siempre,
te desposaré en fidelidad,
en amor, en compasión
y tú conocerás a tu Dios.
 
Ensancha el espacio de tu tienda,
tus clavijas asegura, no te detengas,
pues tus hijos heredarán naciones
y un pueblo de Dios formarán.
 
Por eso yo, te voy a seducir te llevaré
Al desierto y allí, le hablaré a tu corazón
Y tú me responderás como en los días
de tu juventud. (bis)
publicidad
Esta entrada fue publicada en Comunión, Todas. enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • ¡Yendo Contigo en Facebook!

    Amodo

  • Publicidad

    Amodo